sábado

Ponte la Armadura de Dios, todo está a tú favor

-Fortalézcanse en el Señor con la fuera de su poder
-Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio.
- Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los soberanos de este mundo de tinieblas , contra los espíritus del mal que habitan en el espacio.
Leer + carta San Pablo a los (Efesios, 6,10-17)

Ponte la Armadura de Dios, todo está a tú favor